Creencias absurdas y sus correspondientes parásitos.

Estimado Friedrich Nietzsche: lamento comunicarte que algunos aún no comprenden que dios no solo ha muerto, sino que nunca existió.

La historia de este blog.

Supongo que muchas personas aún no han entrado aquí, apenas lleva funcionando una semana, y supongo que muchas personas se sentirán identificadas u ofendidas con este sitio. Sin embargo creo que a nadie que entre a leerlo le resultará indiferente, pues lo hará por un motivo. Y por eso creo que quiero contar un poco la historia de este blog.

En realidad me cuesta contar la de veces que mis blog han sido denunciados e incluso eliminados o Hackeados, por esas personas religiosas o creyentes en paganismos, que se autoproclaman de ser poseedores de la única ética moral que existe en el mundo, y que consideran insultos hablar de hechos y palabras en relación a las que ellos utilizan y que convierten a las personas pensantes en zombis cuyo cerebro es sustituido por una masa informe, de ideas repetitivas y que solo aceptan pensamientos e ideas de sus “hermanos” o “comunidad”, cómo una mente colmena y les hace perder su voluntad y capacidad de pensar en ellos mismos cómo individuo para hacerlo como grupo.

Y es que es frustrante saber que personas inteligentes y con futuro a las que respetaba han sido arrastradas ante mis ojos al abandono de sí mismas y del propio mundo real por creer en cuentos de hadas y han dejado a un lado la ciencia para aferrarse a una sarta de mentiras.

Quizá tampoco sea malo mencionar las personas que han abandonado a la ciencia por la magia o un dios y las ha llevado a la muerte, mientras me preguntaba por qué. ¿Cómo de bueno era aquello para que renunciaran a la ciencia? ¿Y cómo podían haber manipulado sus cerebros así? ¿Era mejor que levantarse cada mañana y ver el amanecer o el atardecer? ¿Era mejor que estar con las personas que le querían?

Cuando se mencionan este tipo de cosas tristemente personas de doble moral, e ideas primitivas, que solo pueden pensar cómo tribu, y por ende lo malo que se haga a las personas que no son del grupo no cuenta cómo algo pecaminoso y poco ético, las ven cómo un insulto.

Y todos estos son parte de miles de motivos han generado en mí la repulsa por las religiones y creencias que manipulan a las personas, que las mienten y engañan.
Y con creencias no me refiero solo a las religiones, sino a todo aquello que moviliza “desde dentro”, cómo muchos dicen y de lo que yo discrepo, al ser humano.

Cabe destacar también los correos de amenazas e insultos recibidos en algunos de mis otros blogs.
Creo que la pregunta más recurrente era a menudo, a veces rodeada de más insultos, a veces de menos, “¿No es tu vida muy triste sin nada en lo que creer?”

¿Disculpa? ¿Mi vida triste sin nada en lo que creer? ¿Te refieres a que mi vida es triste porque nadie ha manipulado mi cerebro y ha impedido que sea una persona capaz de pensar por mí misma? ¿Debería estar triste por no formar parte de grupos o entidades que mienten, manipulan y engañan? ¿Por estar lejos de personas que hacen daño a otras personas con el pretexto de creer en algo y demostrar tener razón?
No, creo que eso no puede hacerme sentir triste.

Además esas personas tal vez deberían de saber que si que creo, creo en las personas, en las buenas personas.
“Ah, pero las personas no son buenas sin religión”, me contestan ante dicha respuesta.
De nuevo intento discutir o debatir con personas que cómo grabadoras se han aprendido el mensaje y lo repiten una y otra vez. Y siento que la edad a la que debieron grabar esa respuesta tristemente fue a las tierna edad en la que su cerebro aún no estaba del todo formado y era cómo la arcilla, que tras secarse no se puede remodelar, tal vez les fue grabada aquella frase a la edad siete u ocho años por la forma en la que a menudo se expresa, y que no sé catalogar si se trata de inocencia o ignorancia.
Las principales guerras del mundo se mueven por culpa de las religiones y creencias. ¿Por qué debería pensar que las personas religiosas exclusivamente son las buenas cuando a menudo dan muestras de lo contrario?

En cualquier caso no importa como lo digas ni pretendas explicarlo, lo más probable es que de nuevo otra de esas frases automáticas auto guardas recurran a ellos como si de un acto reflejo se tratara en consecuencia a su doctrina, y clac, de nuevo ahí una de esas respuestas, y a veces como muestra de la edad a la que fueron marcadas y almacenadas en el cerebro rodeadas de insultos y exclamaciones, seguidas de una exaltación religiosa del tipo; “dios te castigará” o “rezaré por tu alma”.

Muchas otras personas me han preguntado qué clase de personas me han hecho volverme, así.
Supongo que para la mayoría de estas personas es prácticamente imposible creer que una persona por sí misma no considere la posibilidad de que dios no exista, que sea una farsa y la biblia no pase de ser una novela de ciencia ficción.

A veces la pregunta con la que yo no puedo evitar contestar es si acaso han leído sus respectivos libros religiosos o similar en algunas otras creencias, y cuanto han fumado para poder creer todo lo que pone, porque yo creo que me tendría que meter mucha mierda para siquiera suponer que un 5% de lo que esos libros dicen pudiera ser real.

En cualquier caso el pensar por uno mismo no forma parte de la vida de estas personas. Supongo que es fácil no hacerlo, después de todo es una postura cómoda, te dicen lo que tienes que hacer, en lo que tienes que creer, lo que tienes que pensar, y tus problemas ya se reducen a la mitad, no tienes que esforzarte en leer un libro, buscar noticias ni nada que no te hayan dicho, porque de hecho te dicen que no lo hagas. Que no pienses ni actúes por tu cuenta.

En las jornadas mundiales de la juventud, hace unos días, el Papa Benedicto XVI ha dicho que los jóvenes no deben buscar a dios por su cuenta. Y esas personas lo tienen claro, es trabajo que se ahorran así que ¿Por qué no obedecer lo que el santo padre les dice?

Este blog existe porque creo que lo que sobran en este mundo son personas que no dicen lo que piensan, que respetan, que se callan y lamentablemente no reciben lo mismo a cambio.
Existe porque sin ninguna duda hay alguien que piensa como yo, no al 100% pero sí en gran parte, y creo que es lo justo que sepan que no están solos y que de alguna manera pueden elegir, pueden contestar y pueden dejar de tener que agachar la cabeza ante quienes les dicen que están equivocados y no llevan razón cuando opinan que las divinidades no crearon al hombre, sino que el hombre fue quien creó a dichas divinidades.

Y por eso caiga las veces que caiga este blog lo crearé una, y otra, y otra, y otra vez, hasta que causas de fuerza mayor me obliguen a dejar de hacerlo. Porque para muchos es una estupidez, pero con que una sola persona lea lo que escribo y reflexioné sobre ello, o a una sola persona le importe lo que tenga que decir, para mí ya es importante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: